Epicondilitis o Epitrocleitis ¿Qué hacer en ambos casos?

Ya te he hablado un poco de la Epicondilitis (codo de tenista) y la Epitrocleitis (codo de golfista) en mi anterior artículo «Codo de golfista Vs Codo de tenista» en este te hablé un poco de cada una y sobre todo, en qué se diferenciaban, ahora te hablaré sobre qué podemos hacer (en ambos casos) al detectar este tipo de lesión.

¿Qué hacer ante una epicondilitis o epitrocleitis?

Ambas son un tipo diferente de tendinitis, por lo que su tratamiento puede llegar a ser muy parecido. Lo primero es guardar reposo y estimular la desinflamación de la zona, haciendo uso de frío.

Lo ideal es acudir a un fisioterapeuta, para que este establezca una rutina de fortalecimiento muscular; además, al volver a utilizar el brazo, debe hacerse apoyándolo en una órtesis (brazalete de epicondilitis de Orliman), diseñado para aliviar los síntomas de estos tipos de tendinitis, este instrumento ejerce presión leve sobre las fibras del tendón dañado; de esta manera, conseguimos relajar la zona, para que no reciba toda la fuerza del músculo. Con el uso de este brazalete se consigue acelerar el proceso de recuperación y también, se podrán retomar antes las actividades diarias y deportivas.

Los consejos para prevenir la epicondilitis o una epitrocleitis no son muy diferentes. Los deportistas que sufran una de estas lesiones, deben revisar su técnica, ya que algo mal puede estar pasando con ella, que está desencadenando esta tendinitis, o, hay que corregir el agarre que estamos haciendo del instrumento (raqueta, palo, jabalina, bate, etc.). Lo ideal es mejorar la forma en la que practicamos estas disciplinas deportivas, para así evitar movimientos repetitivos y mal hechos que puedan afectar nuestra salud.

Consejos generales

– Fortalece tus músculos

– Estíralos y caliéntalos también, para protegerlos

– En el caso de practicar golf o tenis, elige el modelo de raqueta o palo de golf adecuado para ti

Deja un comentario

AGENDA TU CONSULTA HOY