¿Vas al gimnasio? ¡Protege tus muñecas!

Usa equipo de protección para la muñeca

La mayoría de los deportes tienen ciertos requisitos de equipo para evitar lesiones graves por caídas o impactos. La próxima vez que te estés preparando para el gimnasio, trata de vendar tus muñecas con cinta de kinesiología o usa una muñequera para mantener las articulaciones estables. Incluso si no eres un atleta, usar equipo de protección puede marcar la diferencia entre un buen entrenamiento y uno doloroso.

Practica la forma adecuada

Hacer ejercicio con la forma correcta puede reducir eficazmente el estrés innecesario en las articulaciones. La clave para evitar el dolor de muñeca es mantenerlas estables durante el ejercicio y evitar extenderlas demasiado. Si notas que tu forma está mal, tómate un descanso y vuelve a intentar el ejercicio. Si todavía tienes dificultades para mantener la forma adecuada durante un entrenamiento, puede ser hora de modificar el ejercicio.

Modifica tus ejercicios

¿Te empiezan a doler las muñecas después de unas pocas flexiones? Tal vez hayas notado que tu agarre se debilita cada vez que intentas levantar ciertos pesos. Si te duelen las articulaciones o pierdes fuerza durante ciertos ejercicios, intenta modificar esos ejercicios o cámbialos por ejercicios de menor impacto. La clave es progresar a un ritmo que tu cuerpo pueda manejar. Si te duelen las muñecas mientras haces flexiones, modifica el ejercicio hasta que puedas desarrollar suficiente fuerza para trabajar.

Tómate el tiempo para refrescarte

El objetivo del ejercicio es desarrollar resistencia y fuerza. Después de un duro entrenamiento, tus músculos necesitan tiempo para descansar y recuperarse. Tomate un tiempo para refrescarse después de hacer ejercicio, especialmente cuando esté probando nuevas rutinas o superando tus límites. tu recuperación posterior al entrenamiento puede ayudarte a mantener alejados los dolores y molestias más comunes relacionados con el ejercicio. Estira, masajea tus músculos con un rodillo de espuma y aplica hielo o una compresa fría en cualquier punto de dolor persistente para reducir la inflamación.

Deja un comentario

AGENDA TU CONSULTA HOY