Andrés Gaibor

¡Hola!

Soy Andrés Gaibor , tengo 29 años, y este es mi testimonio de vida, yo siempre he sido un joven muy activo, me gusta hacer deporte y siempre he sido autosuficiente en todo lo que he hecho en mi vida, siempre me ha gustado salir con mis amigos y a fiestas, nunca pensé que algo así pudiera pasarme a mí, un fin de semana hace 1 año y 7 meses en el mes de diciembre salí con mis amigos a una fiesta, pasamos toda la noche libando, yo estaba conduciendo un auto y por una mala maniobra al conducir a alta velocidad sufrí un fuerte accidente, para mí fue como un sueño, ni siquiera sabía que paso en ese momento la adrenalina que pasaba por mi cuerpo en ese instante no me hacía sentir dolor, y empezó la pesadilla me di cuenta que mi mano izquierda estaba destrozada, tuve una lesión muy fuerte me llevaron al Hospital  Alfredo Noboa Montenegro donde me dieron los primeros auxilios y realizaron procedimientos que estaban a su alcance, yo no podía pensar en nada más que pensamientos negativos, el dolor era insoportable, para recibir un mejor tratamiento y poder salvar el resto de mis dedos mi familia hicieron trámites para poder trasladarme a la ciudad de quito  al Hospital Eugenio Espejo, me atendió un excelente doctor que me realizo la cirugía de reconstrucción e hizo lo posible para que el daño fuera el menor posible, luego de la cirugía me di cuenta de la gravedad  del accidente, el carro quedo completamente destruido pero mis amigos y yo salimos con vida de ese fuerte accidente, aunque yo perdí una parte de mis dedos y que me era indispensable para tener una vida normal supe que contaba con el apoyo de mi familia y aunque tuve mucho dolor para poder superar esto y que fue difícil sé que Dios me dio una nueva oportunidad de vida y puso al Doctor Gabriel en mi camino en ese momento para poder ayudarme con la cirugía y la recuperación, aunque ha sido un proceso  difícil  el adaptarme a mi nueva situación en mi vida después de esta lesión me he superado pongo todo de mi parte para salir adelante sigo estudiando la carrera de Arquitectura y como persona he cambiado mucho trato de cuidarme más y de ser responsable en mis acciones.

Agradezco de manera personal al Doctor Gabriel quien ha sido una persona admirable y quien ha sabido poner toda su experiencia y sus capacidades para poder ayudarme con esta lesión y mi recuperación, por estar siempre presto ayudarme, guiarme y darme apoyo ante cualquier duda sobre mi lesión.