La importancia de estirar los dedos

Nuestras manos y dedos están involucrados en prácticamente todas las actividades que realizamos en nuestra vida diaria, desde teclear en una computadora hasta cocinar, hacer deporte o incluso conducir. Si no estiramos nuestros dedos de manera regular, pueden aparecer tensiones y contracturas que pueden conducir a lesiones. Además, la falta de movimiento puede provocar la rigidez en las articulaciones y la disminución de la movilidad de nuestros dedos.

Qué tipo de lesiones podemos prevenir

Estirar bien los dedos puede prevenir muchas lesiones comunes. Algunas de ellas son:

  • Tendinitis: La tendinitis ocurre cuando el tendón se inflama, lo que puede provocar dolor y rigidez. Es común en personas que realizan actividades manuales repetitivas.
  • Síndrome del túnel carpiano: Este síndrome se produce cuando el nervio mediano, que corre a través de la muñeca, se comprime. Puede provocar dolor, hormigueo y debilidad en la mano y los dedos.
  • Dedo en gatillo: El dedo en gatillo ocurre cuando un tendón de los dedos se inflama y se engrosa, lo que hace que los dedos se queden doblados.
  • Artritis: La artritis es una inflamación de las articulaciones que puede causar dolor, rigidez y limitación del movimiento.
  • Lesiones por esfuerzo repetitivo: Las lesiones por esfuerzo repetitivo se producen por movimientos repetitivos de la mano y el brazo. Pueden provocar dolor, hinchazón y limitación del movimiento.

Cómo estirar correctamente los dedos

Es importante estirar los dedos de manera regular y adecuada para prevenir lesiones. Aquí hay algunos consejos para estirar correctamente los dedos:

  • Estira cada dedo por separado: Para estirar cada dedo por separado, agárralo con la otra mano y tira suavemente hacia arriba y hacia abajo. Mantén la posición durante 10-15 segundos.
  • Estira los dedos juntos: Junta los dedos y presiónalos suavemente hacia abajo. Mantén la posición durante 10-15 segundos.
  • Estira la muñeca: Coloca la palma de la mano hacia arriba y presiona suavemente hacia abajo con la otra mano. Mantén la posición durante 10-15 segundos.
  • Estira los músculos del antebrazo: Coloca la mano hacia abajo y presiona suavemente la parte superior de la mano hacia abajo con la otra mano. Mantén la posición durante 10-15 segundos.
  • Estira los pulgares: Agarra el pulgar con la otra mano y tira suavemente hacia arriba y hacia abajo.

Deja un comentario

AGENDA TU CONSULTA HOY