¿Cómo se debe manejar una fractura de radio distal?

¿Ya leíste nuestro anterior artículo sobre detección, síntomas y causas de las fracturas de radio distal? Pues por acá te lo dejamos para que lo leas antes de seguir (Fracturas distales del radio)

¿Cuáles son los tratamientos de estas lesiones?

Si has sufrido una caída y sospechas que has podido sufrir de una fractura de radio distal, debes acudir a mi valoración de inmediato, ya que, si esto no se revisa por un especialista en cirugía de mano, puede que los resultados no sean los óptimos.

Manejo inicial de una fractura de radio distal hasta ser valorado por un especialista:

  • Reposo, aplicación de hielo, vendaje y elevación son los cuatros principios básicos para el tratamiento temprano de estas lesiones o la sospecha de estas; puede ayudar disminuir la hinchazón y el dolor controlado, hasta que un especialista pueda revisarte.
  • El tratamiento inicial para una fractura de radio distal que no es la inmovilización. 
  • En ocasiones se puede requerir un paso previo, el cual se lo conoce como «REDUCCIÓN CERRADA». Esto consiste en que el especialista mediante una serie de maniobras coloque los huesos en su lugar y en una alineación adecuada y/o tolerable para que la cicatrización/consolidación de la fractura se de adecuadamente. No todas las fracturas califican para este procedimiento.

Manejo de la fractura de muñeca

Si la fractura es muy grave o compleja, se deberá llevar a cabo una intervención quirúrgica llamada reducción abierta y fijación interna, sobre todo en caso de fracturas intrarticulares o muy desplazadas.

Una vez se ha decidido que el tratamiento será mediante cirugía, hay que tener en cuenta 3 tipos de variables que afectarán el como será el proceso, estas son: El paciente, el tipo de fractura y la evolución de la misma.

Factores dependientes del paciente

  • Edad y exigencias físicas del paciente: Mientras más joven sea el paciente, se perseguirá con mayor esfuerzo la restauración completa de la movilidad, alineación y funcionalidad de la articulación. Si el paciente tiene enfermedades que pueden poner en riesgo su vida y la fractura no representará una alteración importante en su desarrollo diario, se podrá evitar la cirugía o aplazarla hasta que las condiciones lo permitan.
  • Calidad ósea: Si el paciente padece de osteoporosis, antiguamente no se recomendaba la cirugía en este tipo de hueso o pacientes, porque la operación podía no resultar bien. Actualmente el desarrollo tecnológico de los implantes (placas, tornillos) y sustitutos de hueso (injertos), así como las técnicas quirúrgicas hacen que la indicación quirúrgica en estos pacientes sea una buena alternativa.

Factores dependientes del tipo de fractura

  • Desplazamiento de la fractura: Las fracturas desplazadas que no se pueden alinear con una simple reducción cerrada, podrán ser tratadas mediante reducción cerrada y estabilización con clavos de Kirshnner (varias técnicas)
  • Tipología de fractura:
    • Si la fractura involucra el cartílago (fractura intraarticular) lo más viable es intervenir quirúrgicamente mediante la colocación de implantes (placas, tornillos), para así restaurar la superficie articular y evitar o aplazar una artrosis post-traumática.
    • Si el hueso tiene mucho fragmentos se la llama conminuta. Esto la convierte en una indicación de tratamiento quirúrgico ya que al tener esta configuración la fractura no será estable y la forma en la que cicatrice no será la adecuada. Por lo que se sugiere en este tipo de fracturas es el uso de implantes internos o externos o la combinación de estos para restaurar alineación.

Una vez realizado cualquiera de los procedimientos escogidos lo importante es empezar con la movilidad temprana y precoz de la mano/dedos, esto hará que el resultado funcional del paciente sea el mejor. 

Tuviste una fractura de muñeca y no puedes mover los dedos o crees que los resultados no son los adecuados o te preocupa como evoluciona tu recuperación


No dudes en contactarme!!!


Deja un comentario

AGENDA TU CONSULTA HOY