¿Acabas de tener una cirugía de mano? ¡Ten esto en cuenta!

Después de una cirugía de mano o brazo, se espera que los pacientes experimenten hinchazón y dolor como parte del proceso de recuperación. Hay una serie de recomendaciones generales que ayudarán con el dolor y la inflamación, así como también asegurarán una recuperación más rápida y completa.

¿Cómo reducir la hinchazón y el dolor?

Elevación

Eleva tu brazo por encima de tu corazón. La mejor manera de hacerlo cómodamente es acostarse boca arriba con la mano apoyada en algunas almohadas. Eleve su mano durante al menos tres días después de la cirugía.

Hielo

Una bolsa de hielo aplicada directamente a su vendaje postoperatorio reducirá la hinchazón y la inflamación en el sitio quirúrgico. El hielo puede ser particularmente útil durante los primeros tres días después de la cirugía.

Usa un soporte

Un cabestrillo ayudará a inmovilizar su mano para que las áreas lesionadas puedan sanar. En algunos casos, se recomendará un cabestrillo para que el área lesionada no se mueva y se evite cualquier agravamiento. Pregunta al médico si es necesario el uso de esta órtesis

Mantenga el área circundante en movimiento

Para evitar la rigidez y la hinchazón, asegúrese de que el resto de su cuerpo se mueva mientras su mano se recupera. Esto puede incluir otras áreas de la mano, así como el codo y el hombro.

Terapia física

La rehabilitación posterior a la cirugía puede ayudar a disminuir la hinchazón, aumentar la fuerza y ​​el funcionamiento de la mano, así como a reducir el dolor. 

Deja un comentario

AGENDA TU CONSULTA HOY